#EnPrimeraPersona | Blog d’Especialista Municipal Voluntari/ària

Blog de Elena Martínez Belda, veïna de l’Alcúdia de Crespins i tècnica de la Generalitat Valenciana, qui ha compartit durant els mesos d’agost i setembre de 2022 coneixements sobre estimulació primerenca i psicomotricitat a la escola infantil municipal de San José de Chiquitos (Bolívia) junt amb l’ONGD Centro para la Participación y el Desarrollo Humano Sostenible (CEPAD)

Salir de València, con el calor asfixiante de agosto, y llegar un 9 de agosto a Santa Cruz de Sierra, Bolivia, con un invierno inusualmente frío, no es solo una de las diferencias que me encontré de repente al llegar a esta tierra de contrastes.

La apuesta que hace el Fons Valencià per la Solidaritat para enviar a los y las especialistas municipales voluntarios y voluntarias al departamento de Santa Cruz, y especialmente en el municipio de San José de Chiquitos, es ganadora desde el momento en que nos ponemos en contacto las personas profesionales del proyecto. Por un lado, la acogida de la contraparte CEPAD con Yovi Terceros y la reunión en la sede de la asociación con Rubens Barbery y por otra con la directora de Género y Social del Gobierno Municipal de San José de Chiquitos, Mercedes Bohorquez.

La conexión con Mercedes Bohorquez desde el momento cero, directora de un área grande y sin demasiados recursos económicos, profesionales y materiales, se traduce en amabilidad, profesionalidad, curiosidad y respuestas a todo aquello que voy preguntando o en otras ocasiones voy proponiendo. Son los servicios sociales aquí.

El proyecto en San José de Chiquitos tiene un lugar donde desarrollarlo: la escuela infantil Teresa Lamperal González. Este es un centro municipal, del cual el Gobierno Autónomo Municipal aporta la infraestructura y la profesional llamada “Facilitadora”, Sra. Doraliz Ortiz, así como la comida. La Gobernación, por su parte, aporta las personas profesionales que hacen trabajo en el aula: Sra. Silvia Espinoza y Sra. Mary Justiniano en la Sala Bebé, Sra. Ynocencia Pará en la Sala Nidito y la Sra. Beatriz Caupí en la Sala Pre-Kinder. Finalmente, la Gobernación también aporta el desayuno a las niñas y a los niños de la guardería y también la manipuladora, Sra. Elsy Barba.

La guardería es un río de actividades desenfrenadas, carreras y risas donde solo se puede estar contagiada de la energía de cada niña y de cada niño que vienen a recibir la enseñanza de las “tías”, como llaman afectuosamente a las educadoras de cada sala. Al llegar, se puede observar que el edificio está construido pensando en que es una escuela infantil, tiene en cuenta las necesidades básicas de espacio, higiene y alimentación, aunque se echa de menos más patio para desarrollar actividades al aire libre. Además, el interior de las salas tampoco tiene suficiente mobiliario y material para desarrollar muchas de las actividades, lo cual supone un reto. Acepto el reto gustosamente, para optimizar lo que hay y proponer lo que es necesario partiendo de todas las propuestas de las personas educadoras responsables de llevar adelante el proyecto los meses que falten para verano… su verano, en diciembre y enero.

Me impregno de todas las experiencias de las personas responsables, de las propuestas de la directora de género, de las dificultades que nombran tímidamente en el día a día y proponemos una capacitación que empodere a las personas educadoras en su puesto de trabajo. Es una capacitación para todas, basada en necesidades, en demandas reales que buscan soluciones y encontrarlas entre todas. También pasa por la necesidad de formar a las madres y padres en aquello básico de la crianza, por saber que se hace en la escuela infantil y que se hace en casa. Después vienen los casos particulares, que hay necesidad más personal. La capacitación ha sido una gran herramienta de trabajo directo, con comunicación positiva. Formación con calidad, basada en la investigación en los servicios sociales, como la tarea que desarrollo diariamente en el IVAFIQ de la Generalitat Valenciana, con trabajo en equipo.

Todas estas cosas me han enseñado más de las familias Josesanas, de la forma de entender la educación y el peso machista en este lugar del mundo, de la importancia de la educación de 0 a 3 años, a la influencia negativa de las redes sociales en esta edad tan temprana, … y veo que sea verano o invierno, aquí o allí, es todo igual. Continuaremos haciendo para cambiarlo.

Elena Martínez Belda.